Punta de Diamante

La dermoabrasión con puntas de diamante es un peeling mecánico de alta precisión que estimula la renovación celular a través de la exfoliación profunda de la piel envejecida, las células muertas y otros desechos, que son removidos, logrando que los tejidos superficiales se mantengan en óptimas condiciones.

¿Qué es?

Desde su aparición, la Dermoabrasión se ha constituido en una alternativa médica y cosmética para tratamientos de la piel, es un método muy requerido por los clientes y los profesionales de la dermatocosmética.

 

¿Qué resultados se obtienen?

Este procedimiento logra mejorar el aspecto general de la piel, que se verá más luminosa, tonificada y radiante después del tratamiento. La dermoabrasión con puntas de diamante está especialmente indicada para:

  • Envejecimiento de la piel
  • Arrugas y surcos cutáneos
  • Comedones
  • Hipercromías
  • Estrías
  • Cicatrices superficiales y profundas (Acné)
  • Limpieza superficial y profunda
  • Hiperqueratosis
  • Hiperseborrea
  • Melasma en combinación con otra terapéutica
  • Tratamiento previo al uso de principios activos

¿En qué consiste?

El mecanismo de acción de esta terapia se basa en una descompresión y movilización de distintos planos de la piel, que es levemente succionada por una presión negativa, permitiendo que sea erosionada a distintos niveles por cabezales circulares de diferentes micronajes recubiertos con partículas de diamantes.

Presenta distintas opciones de puntas de diamante, según la profundidad a la que se quiera decorticar. Su funcionamiento incluye dos mecanismo de acción:
a) Abrasión: elimina las células muertas e impurezas de la piel en pocos minutos.
b) Vacum (Vacío o presión negativa): provoca un pliegue que al ser movilizado determina una descompresión de los tejidos tratados y un marcado aumento circulatorio, optimizando los resultados finales sobre la piel.


Tras la sesión de Dermoabrasión se recomienda mantener la piel humectada y utilizar filtro solar, evitando la exposición directa al sol durante los días posteriores Los resultados de la Dermoabrasión con puntas de diamante se pueden apreciar desde la primera sesión, la piel se verá más suave, lozana, limpia y saludable.

Trascurridas algunas sesiones comienzan a observarse los resultados más importantes e inmediatos, sin provocar ningún tipo de dolor. Además, no requiere tiempo de recuperación. Se trata de un procedimiento muy seguro y controlado, de modo que prácticamente no existe ningún riesgo durante su aplicació